Géminis: la energía de la diversión

Todas las personas nacidas durante los 30 días en los que la tierra se encuentra más cerca de la constelación de Géminis tienen una mayor facilidad para aprovechar las energías que envía este signo zodiacal hacia la tierra. Entre ellas se encuentra la energía de la diversión. Sabemos que mucha de nuestras actitudes y estados mentales se deben en muy gran medida a las energías que recibimos del cosmos y a nuestra habilidad para poderlas recibir y aceptar. Pues Géminis hace un gran trabajo enviando energía para generar diversión, y las personas nacidas bajo su manto protector pueden aceptar y usar estas energías mejor que los demás.

El universo sabe que el espíritu de una persona puede romperse si no encuentra un equilibrio entre el arduo trabajo y el estrés; y la relajación y diversión. En la vida no se puede estar trabajando todo el tiempo sin sufrir serias consecuencias negativas; como por ejemplo, pérdida de ánimos, problemas mentales y manifestaciones corporales. Es por esto que el cosmos nos ayuda a mantener un balance y envía, a través de la constelación de Géminis, energía para divertirse y en el paso relajarse y olvidarse de los problemas que existen en la vida, aunque sea por un momento.

Es por causa de encontrar este equilibrio dual entre dos aspectos de la vida tan opuestos los unos de los otros, el esfuerzo y el gozo propio, que las personas más cerca de la constelación de Géminis son tan buenos en poder recibir y aprovechar al máximo estas energías. Dentro de sí mismos ya tienen esta dualidad desde el momento que nacen, está dentro de su naturaleza encontrar un equilibrio y balancear los elementos de la vida. Esto puede atribuir a su mala percepción y los perjuicios en su contra.

Un momento podemos ver a un Géminis trabajando y esforzándose al máximo para poder cumplir con aquello que busca realizar en el ámbito laboral, y pocos minutos después se le verá muy relajado y divirtiéndose de manera tan natural, que nos parece hasta falsa por ser nosotros mismos incapaces de comprender como puede balancear y equilibrar tan dinámicamente dos aspectos tan contrastantes como lo son trabajo y tiempo libre. Pero el géminis no es falso o hipócrita, sino que transita de un lado de la vida al otro para mantener el balance y el correcto equilibrio con los aspectos de la vida.

Nosotros podemos y debemos aprender de esta habilidad para lograr utilizar todos los aspectos de la vida. No intentemos opacar uno con el otro, sino que aceptemos ambos aspectos y démosle su espacio a cada uno para permitir que convivan se complementen los unos a los otros. Tal como lo hemos sentido muchas veces, el poder relajarse y divertirse después de un largo día de trabajo es una de las sensaciones más placenteras que puedan haber, a diferencia de estar todo el tiempo trabajando o festejando. Esto se debe a la forma en que ambos se complementan, haciendo que el otro sea mejor. Aprendamos de este balance y usémoslo en la vida cada uno de nosotros.

PUEDE INTERESARTE