El signo de la dualidad: Géminis

Géminis es quizás el signo más complejo del Zodíaco, o al menos esa es su fama. Camaleónico, contradictorio y desconcertante, son sólo algunos de los adjetivos calificativos que caben para describirlo. Pero hay mucho más detrás del signo de los gemelos y te lo vamos a contar para que lo conozcas mejor y te sea un poco más fácil comprenderlo.

Conociendo más a Géminis

Los geminianos son naturalmente afectos al cambio y a la innovación: Así como otros signos (Tauro, Capricornio) apuntan a la búsqueda constante de la estabilidad y la necesitan para sentirse en eje, Géminis no puede estarse quieto y requiere acción y movimiento para alcanzar la plenitud de su carácter. Por eso es tan complejo para algunas personas dimensionar la personalidad y esencia de Géminis, porque cuando creen haber comenzado a interpretarlo, Géminis ya es y está en otra cosa.

Entre la sensibilidad y el deseo de libertad

Muchas personas prejuzgan a Géminis por esta tendencia suya a la mutabilidad, tildándolos de insensibles y poco comprometidos. Pero lo cierto es que Géminis quiere y sabe cómo demostrarlo, sólo que no lo hará de la forma en que otros esperan, sino a la suya propia y peculiar. Es un buen amigo y un compañero encantador como pareja, siempre que esté interesado realmente y siempre que no lo abrumen demasiado con exigencias ni mandatos de promesas eternas. Géminis no vive en el ayer ni en el mañana: Es una criatura del presente, y dará lo que pueda dar, como pueda darlo. Tan simple como eso.

Géminis no concibe ninguna relación en términos de eternidad como lo hacen otros signos (Libra, Cáncer), sino que tiene una concepción más realista de los vínculos y de las personas en general. Acepta a los demás como son, sin idealizarlos y no se toma con demasiado drama ni sus errores ni lo ajenos, porque sabe que errar es propio de la condición humana.

Este signo posee un sentido del humor muy especial, que solo perderá en situaciones muy extremas. Caso contrario tomará la vida con gracia y sabrá adaptarse a todo tipo de situaciones. El compañero ideal para Géminis será aquel que posea el mismo amor por la aventura que él: Alguien que guste de conocer nuevas personas, emprender viajes hacia lo desconocido y romper con la rutina de forma constante.

Lo mejor y lo peor de Géminis

Entre sus principales cualidades se encuentran la capacidad de adaptación, las aptitudes para la comunicación, el sentido del humor y la rapidez mental.

En materia de defectos, podemos señalar la inconstancia, cierta tendencia a la falta de sinceridad, los repentinos cambios de ánimo y la falta de compromiso en las relaciones.

Como podrás apreciar y al igual que cualquier persona, Géminis tiene cosas buenas y malas, que podrá mejorar con tiempo y esmero. Pero si de algo estamos seguros, es de que se trata de una persona a la cual vale la pena conocer y que romperá todos los moldes, a dondequiera que vaya.

PUEDE INTERESARTE